Para edificación de una nueva generación

Quiénes somos

Vertiente de Gracia es un Ministerio Profético internacional iniciado por Horacio Marcelo Valera en Buenos Aires, Argentina. Desde marzo de 2014 está también funcionando en Alemania como así también en los países de habla germana.

 

Servimos desde 1990 en la edificación, la exhortación y la consolación en el Cuerpo de Jesucristo y compartimos bajo unción profética enseñanza bíblica y el ministerio profético en muchas congregaciones de Argentina y también en otras naciones del mundo.

Qué hacemos

Con el convencimiento de que "lo sobrenatural" como la práctica de los dones proféticos pueden ser aprendidos y/o enseñados, dirigimos talleres, seminarios y conferencias proféticas y apoyamos escuelas bíblicas, equipos de liderazgo, y escuelas de oración y de profetas en diferentes congregaciones y grupos de hogar.

 

Paralelamente anunciamos el Evangelio de Jesucristo  para que los perdidos sean alcanzados y el Reino de Dios se extienda.

 

Contacto

Un vínculo comienza con el contacto. Siempre estamos disponibles y nos alegramos de los correos electrónicos, cartas, llamadas telefónicas y hasta de las visitas e invitaciones.

 

¡Sigamos en contacto!

 



Amamos a las personas.... Amamos lo que hacemos.


Dios te ama mucho más que a los dones, los talentos o al llamado que te ha dado. Él espera lo mismo de ti. Si no consigues amarle mucho más que a esas cosas, entonces tus dones, talentos y llamado son sólo un estorbo en tu vida. Nuestro ministerio fluye en base a los vínculos, no en base a tareas o activismo. Queremos compartir el corazón de nuestro Papá, anunciar su paternidad  y, a través de ello, ser testigos de la restauración del alma en las personas.

Nuestro Logo habla precisamente de ello...

Vertiente de la Gracia inició como resultado de una carga concreta que comenzamos a llevar en el corazón. Muchos cristianos se posicionan en dos actitudes extremas: O se encuentran totalmente decepcionados frente a lo profético, por haber experimentado tantos escándalos y abusos o bien se muestran "abiertos a todo" y no consiguen diferenciar entre una sana espiritualidad y el misticismo.

 

Tan pronto como comenzó el ministerio vino una visión de un corazón puro y blanco. Era el corazón dle Padre. Y desde ese corazón manaban tres poderosos torrentes como una expresión de su gracia: Aceptación, Perdón y Transformación.

 

Gracia significa que Dios nos ama tanto, que Él nos acepta a todos tal como somos. Pero Él nos ama realmente tanto y tan profundo, que jamás nos deja tal como somos, sino que nos transforma en una nueva creación. Somos adoptados como hijos suyos. La real Vertiente de Gracia se encuentra en su corazón paternal.


Un corazón para dos naciones